Idea sobre la idea

Una idea calma interrogantes;

una enmarañada idea

perfora sensibilidad humana,

fundiendo antojos

hacia un enajenado delirio

de cimientos saturados.

Cuestionar una idea

es pretender a la misma como nueva,

la pretensión

permanece atenta

para hallar un quiebre y

La intuición escoge

La base a su vacilante favor.

Romane

Deja un comentario