Mano mojadas

Tus manos mojadas

Resbalan como sátiras palmadas,

donde el dolor no es en la piel

Sino en el viento que roza la misma.

Donde tu voz es enérgica y

 la mía es un susurro acelerado.

Donde tu maltrato es delicia,

Y mis gritos son quedos de gozo

Reconozco en ellos un clamor

Como castigos embalsamados de sudor.

 

Romane

Deja un comentario